¿Tienes un brazo más desarrollado que el otro? Tranquilo, esto es bastante común y cualquier persona que entrena con pesas en algún momento tenderá a tener un lado de su cuerpo más “dominante” que el otro.

La solución es sencilla, solo va a requerir de 2 pasos para solucionar el problema, sin embargo ahí se acaba la simpleza.

Si un lado de tu cuerpo está empezando a tomar el control y se vuelve significativamente más grande o más fuerte que el otro (esto puede suceder en los bíceps, tríceps o incluso a un lado de los pectorales), lo primero que debes hacer es identificar el problema.

Luego vas a necesitar del enfoque consistencia adecuada, y de una buena base del resto de los pilares de entrenamiento para lograr cumplir con el objetivo de devolverle al cuerpo el mayor estado de simetría posible.

Sin más preámbulos veamos cómo resolver el problema de tener los brazos de diferentes tamaños o fuerza.

 

ENTRENAR USANDO EJERCICIOS CON MANCUERNAS

Cambia tu rutina sumando ejercicios que permitan que cada lado de tu cuerpo se mueva en forma independientemente.

Cuando se realizan ejercicios con barra o máquina donde ambos brazos trabajan juntos para mover el peso, un brazo siempre tendrá la oportunidad de engañar al otro.

El cuerpo es increíblemente inteligente, y siempre está tratando de encontrar la forma más eficiente de mantener esa barra en movimiento. Independientemente del ejercicio que realices el lado dominante, a menudo, puede terminar tomando el peso de la carga.

 

Por lo tanto, si un lado de tu cuerpo se ha vuelto tan dominante que está afectando tu capacidad de realizar correctamente tus ejercicios… o bien, se ha vuelto más grande o asimétrico respecto al otro, es hora de poner todo tu enfoque en los movimientos unilaterales.

Enfócate en realizar ejercicios con mancuernas utilizando el brazo más débil para establecer las series y repeticiones a realizar, entrena de este modo durante algunas semanas hasta ver que se ha recuperado la base de fuerza para cada brazo.

Incluso en cierto equipos de gimnasio puedes realizar el ejercicio con una sola mano evitando que la dominante tome el control.

 

EL VOLUMEN DE ENTRENAMIENTO PARA CADA BRAZO DEBE SER LA MISMA

Como adelanté antes; esto, básicamente, dice que debes centrarte en entrenar el brazo más débil al fallo muscular, pero no realizar NINGUNA repeticiones adicionales con el brazo más fuerte.

Como ejemplo podemos tomar el ejercicio de curl de bíceps alterno como ejemplo, y suponiendo que tu brazo izquierdo es el lado más débil…

Entonces comenzaras el ejercicio con la mancuerna de tu mano izquierda para realizar la primera repetición. De este modo harías la segunda repetición con el brazo más fuerte.

 

Seguirás alternando los movimientos con cada brazo a lo largo de todo el ejercicio. Y tan pronto como tu brazo más débil llegue al fracaso muscular, esa repetición le dará el pie a tu brazo fuerte para que realice su última repetición, a continuación detendrás la serie.

Por lo tanto, si acaba de llegar a la 8° repetición con tu brazo izquierdo, realizarás la octava repetición con tu brazo más fuerte y luego te detendrás, sin importar cuánta fuerza adicional pueda haber quedado en tu brazo derecho.

 

CUIDADO CON LOS CONCEPTOS ERRÓNEOS

Un concepto erróneo, muy común, es la falsa idea de que se deben realizar series adicionales para el brazo más débil.

En realidad, más volumen no significa necesariamente más crecimiento. Sólo se puede estimular un determinado crecimiento muscular en un entrenamiento dado, y hay un límite de volumen finito por el cual cualquier trabajo adicional no producirá un desarrollo adicional.

 

RESUMEN DE CÓMO RECUPERARSE DE LA PÉRDIDA DE SIMETRÍA EN LOS BRAZOS

  •  Cambiar la rutina a los movimientos unilaterales. 
  •  Centrarse en llevar el lado más débil a la falla muscular, y luego realizar el mismo número de repeticiones con el lado más fuerte, pero nada más.

Sigue este método de forma consistente y, gradualmente, el lado más débil se pondrá al día hasta que el desequilibrio ya no se perciba.


Pin It on Pinterest