Unos 130 millones de personas, casi la cuarta parte de la población de América Latina es obesa. Esto según los últimos datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Se define obeso a la persona que tiene un IMC de más de 30.

No se trata tan sólo de una cuestión estética

Cada año mueren en el mundo al menos 2,8 millones de personas por obesidad, indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La obesidad no sólo trae consecuencias mortales, si no también psicológicas para el afectado, aparte de un costo terrible para el estado y poder combatir las enfermedades que produce

  • Diabetes
  • Falla renal
  • Síndrome metabólico
  • Problemas cardíacos
  • Apnea de sueño
  • Cáncer
  • Artrosis
  • Hipertensión
  • Hipercolesterolemia

Personalmente no puedo creer que no haya una cultura ni educación con respecto a ello, asumo porque hay mucho dinero por medio.

A menudo se culpan a los servicios de salud y a la industria alimentaria por no hacer lo suficiente para combatir este mal, y tienen razón. No hay una cultura sobre el tema, es increíble que clientes míos que viven en USA, supuestamente el país más desarrollado del mundo, no tengan a veces opciones sobre lo que deben comer y lo que no.

Posiblemente porque a estas empresas les importa un pito la salud de la gente y lo único que importa es el dinero.

1. TRAZARTE UN OBJETIVO PARA DEJAR DE SER OBESO

Una travesía de 1000kms empieza con un solo paso. Al principio va a costarte, porque sé que empezar cualquier cosa es difícil. Sin embargo, no estamos hablando de algo banal. Es tu vida. Tienes un porcentaje altísimo de morir si eres obeso, has visto que no hay ancianos gordos casi? No, no es casualidad.

Has de trazarte una meta. No puedes llegar y decir: “OK, voy a perder 40 kilos”. Eso es muy vago. Uno tiene que fijarse un objetivo realista porque la pérdida de grasa es un proceso lento. 1kg de grasa tienen 7700kcals, imagínate lo que tienes que dejar de comer para quemar 40 por 7700. No importa. He ayudado a mucha gente lograrlo y tú también puedes.

2. APRENDER A COCINAR

Te guste o no, vas a tener que aprender, y sobre todo tratar de NO comer afuera, sólo en contadas ocasiones. No hace falta que te hagas un cocinero digno de representar a tu país en Ironchef. Si no de prepararte lo necesario y comer lo adecuado. Te sugiero 2 libros : Nutrition almanac del Dr Franco Columbu, y Nutrición del Dr Francisco Grande Covián.

Los alimentos ultraprocesados y la comida rápida representan una parte cada vez mayor de lo que las personas comen y beben en América Latina, con resultados muy negativos ayudando a mantenerte obeso. Estamos hablando de papitas, bollería industrializada, refrescos… hasta las barritas “sanas” no son sanas. Incluso las papas “sanas” están llenas de sodio y conservantes.

Es MUY fácil. Irse por lo natural. El ser humano todavía no ha podido confeccionar un alimento tan bueno y rico en fibra y nutrientes como una papa o una toronja. Si quieres tener un metabolismo aceptable, necesitas alimentarte de frutas, plantas, semillas, carnes muy magras, muy pocos lácteos, huevos, legumbres y poco más. Lógicamente una buena cantidad de agua ( sin agua el cuerpo no puede producir eficientemente las reacciones enzimáticas para digerir la comida y digerirla correctamente).

Con respecto a comer fuera, es muy sencillo. Evita mayormente los hidratos de carbono. Llena tu plato de proteína de alta calidad ( la mitad del plato), gran parte de la otra mitad verduras, y en una mínima porción, carbohidratos. U omítelos completamente y añade grasa insaturada. Ten cuidado porque en los restaurantes se añade sodio y salsas a las comidas. Pídela aparte y ponle muy poco si es que tienes ganas.

Posiblemente tengas que llevarte tu comida si en tu trabajo o centro de estudios no dispones de más que comida procesada. Te podrán mirar raro la gente ignorante, pero deberías de tener personalidad para que eso no te importe y seguir adelante con tu misión.

3. EJERCICIO

Es una obviedad. El tema es que ciertamente mucha gente está MUY concientizada y lo hacen pero fallan en la alimentación. La persona con obesidad muchas veces no puede ni atarse bien los zapatos, con lo que es contraproducente que hagan ejercicios extenuantes y que les ponen en posiciones comprometedoras como puede ser el Crossfit o estos sistemas de “entreno” en el que se hacen 400 sentadillas, 300 burpees y 500 abdominales en 30 minutos.

La persona obesa que no ha hecho ejercicio, debe empezar a hacer ejercicios cardiovasculares como caminar, pasear al perro, montar bicicleta estática, etc a una intensidad baja, 220 menos la edad por 0.60. Diariamente. Aparte, incorporaría un programa de resistencia 3 ó 4 días a la semana inicialmente trabajando todo el cuerpo con movimientos sencillos como pueden ser los presses de hombro, extensiones de piernas, curls para brazos, extensiones de tríceps, jalones para dorsal o extensiones de tríceps. Movimientos como sentadillas profundas, peso muerto o hiper extensiones tienen que ser completamente olvidados para una persona obesa.

4. NIVELES HORMONALES

Esto es algo que asombrosamente casi nadie tiene en cuenta. Un nivel bajo de testosterona está asociado con sobrepeso, y viceversa. El exceso de grasa sobre todo en la barriga, hace que los hombres tengan un porcentaje mucho menor de testosterona en sangre. Recuerda que la testosterona es la hormona que nos hace más magros, junto con la hormona de crecimiento. Con ella baja, bajar peso resulta casi imposible, y si bajas el resultado no es el esperado.

Te sugiero te hagas un examen de testosterona libre y total para ver cómo andas. No te fíes de lo que dicen los laboratorios. A ellos una testosterona de un sr de 65 años les parece correcta en un muchacho de 30. Siendo obeso, es casi seguro que salga baja. Uno de los puntos para subirla es perder ese tejido adiposo, aunque hay otras maneras de subirla con lo que inicialmente te ayudaría en extremo a perder kilos.

Las mujeres, por el hecho de sus cambios hormonales naturales fluctuantes, tienen problemas con esto. Usualmente cuando hay un desbalance de estrógeno y progesterona se produce retención hídrica y aumento de peso. En esos casos lo mejor, es acudir a un especialista y ver si hay algún tipo de desajuste.

No olvidemos los niveles de las hormonas tiroideas. Estas hormonas pequeñas que constan de la T3 triyodotiroxina y T4 tetrayodotiroxina. Un desbalance en ella causa que nuestro metabolismo vaya lento y engordemos ( hipotiroidismo), o lo contrario ( hiper tiroidismo). Usualmente la persona con una tiroides lenta presenta frío, ya que el metabolismo produce calor por la combustión de energía procedente de las comidas en sus reacciones enzimáticas.

5. SUPLEMENTACIÓN

Aquí hay que ser franco y no engañar a nadie. NO EXISTE pastilla mágica que te haga dejar de ser obeso en un mes. Si fuera así, no habría gordos y el inventor sería más rico que Slim, Gates y Google juntos. Cuando veas una píldora, té o inyección con propiedades asombrosas con una modelo flaquísima jurando que bajó muchos kilos con eso, por favor NO hagas caso.

Lo que sí es verdad es que hay ciertos complementos que mejoran la pérdida de grasa.

Aminoacidos como la L Carnitina, Garcinia que quita el hambre, Picolinato de Cromo, el Acido Linoleico Conjugado que ayuda contra el acné y lo único que parece ser efectivo para la molesta celulitis, estimulantes como el Café, Te Verde, Ma Huang, Advantra Z, Caynene Pepper, Yohimbina, el extracto de frijol blanco que bloquea la enzima amilasa que digiere los hidratos de carbono, tienen un buen efecto sobre el metabolismo. OJO, no son mágicos, sólo son un porcentaje de ayuda y hay que tener CUIDADO de no usar demasiado estimulante, ya que esto pone en acción las hormonas catecolamias como la adrenalina, dopamina y nor adrenalina, que se suelen segregar en la mañana, y en exceso hacen estragos en nuestro sistema nervioso, salud y pérdida de grasa.

Con fe y determinación, PUEDES DEJAR DE SER OBESO Y LOGRAR TU OBJETIVO. He tenido varios clientes que les he quitado de encima 40 ó 50 kilos al cabo de un buen tiempo. No te desanimes, el esfuerzo vale la pena. Si deseas que te ayude con un programa de entrenamiento, nutrición y complementación totalmente PERSONALIZADO.

 

Autor: Rod Montana

Fitness Coach – 23 años de experiencia

Siguelo en: Facebook | Instagram | Youtube

 


Pin It on Pinterest