Debilidad y Enfermedad – aprende a evitar que te suceda.

Hace cien años, las epidemias gripales era poco frecuentes. Cuando aparecían, sólo enfermaban a la gente muy pobre o débiles. Hoy día, cada año hay una epidemia de gripe, raro, ¿no?

La 1era guerra mundial, provocó una gran pandemia, la llamada gripe espáñola de 1918, donde murieron unas 40 millones de personas.

Nunca pasó esto antes. Básicamente el mundo no estaba listo para la contaminación provocada por tantos químicos provocados por las bombas y gases de la guerra durante todo el día. NADIE quedó libre de esos efectos.

La contaminación afecta a todo el mundo ya que la tierra gira sobre su propio eje, las bombas que ponen en medio oriente ciertamente tienen un efecto en todas partes.

La contaminación no es un hecho aislado, asi como tampoco lo era en 1918.

Nuestra población hoy día es mucho más débil y se enferma con más facilidad que hace 100 años. Hoy día vemos jóvenes con CARIES, OBESIDAD, DIABETES Y CARDIOPATÍAS.

El hecho que nuestras sociedades actuales tengan estos problemas, se debe a que la gente tiene constituciones débiles gracias al stress, el ritmo rápido de vida, los malos hábitos alimenticios y el alcohol y cigarro principalmente.

Hace 100 años, la gente tenía muchas menos enfermedades que ahora, aún teniendo menos recuersos y medicinas, lo que prueba que la medicina convencional, salvo para urgencias, de poco sirve.

Nuestra época se caracteriza por un estímulo excesivo ( e irá a más), que afecta gravemente al organismo, quitándole su energía VITAL.

Cosas que nos causan Debilidad y Enfermedad:

  • Ver la tv a menudo y durante muchas horas
  • Estrés y traumas emocionales, así como pensamientos negativos
  • Prisas y tener demasiadas cosas que hacer
  • Ruido excesivo y contaminación del aire
  • Fármacos “inofensivos” como el omeprazol.
  • Café ( en exceso), alcohol y refrescos
  • Azúcar, dulces y chocolates
  • Demasiada carne
  • Sobrealimentación
  • Falta de sueño
  • Ingesta insuficiente de agua

Si el cuerpo está demasiado expuesto a una estimulación excesiva, no será capaz de re equilibrarse por completo. Con esto, el cuerpo no es capaz de deshacerse de materia tóxica y deshechos.

Realmente nos enfermamos por falta de descanso o exceso de liberación de energía.

Lógicamente, con una gran cantidad de toxinas y stress en nuestro cuerpo, no se podrá producir la correcta quema de grasa, y mucho menos ganancia muscular.

Casi todos los fármacos que te venden en la farmacia ( que son perfectamente legales, gracias al gran hermano, el gobierno, ciertas multinacionales y los medios de incomunicación), son supresores.

Hacen que el cuerpo no pueda descomponer las toxinas que nos enferman. Para recuperar el equilibrio, el organismo tiene que desencadenar la enfermedad ( del latín In Firmus, no firme), una forma de avisar que algo mal está pasando.

No olvidemos que en nuestro mundo capitalista lo que importa es hacer dinero, no la salud de la gente.

Autor: Rod Montana

Fitness Coach – 23 años de experiencia

Siguelo en: Facebook | Instagram | Youtube

Pin It on Pinterest