El fanatismo por correr ya es una fiebre mundial. Desde la revolución aeróbica generada por el Doctor Kenneth Coopper, allá por la década del 60 en los Estados Unidos, propagada nivel mundial como aerobismo en todas sus formas, llegamos a la actualidad donde es común encontrar grupos de corredores amateurs prácticamente a la vuelta de cada esquina.

Los lideres de estos grupos, en su mayoría profesores de educación física fanáticos del entrenamiento aeróbico y expertos en manejar grupos heterogéneos de personas que se suman a esta actividad, suelen armar distintos niveles de aptitud física dentro del mismo grupo. De este modo el grupo de corredores se hace accesible para el amaterur entrenado, que aspira a carreras de larga duración como las matarones, pero también para los caminantes que aspiran a cubrir tramos de 5 o 10 KM como meta.

e

 

Pero estos grupos no surgen solamente en plazas o parques, también han crecido en los últimos dos años los Running Teams generados en los gimnasios: son grupos de corredores, miembros de un gimnasio en particular, que salen a correr como parte de su plan de actividades, desarrollando un fuerte sentido de pertenencia al gimnasio que concurren.

 

Por supuesto, ante del boom de las maratones y el fuerte auge local del running, la medicina siempre advierte sobre la importancia de realizar los controles necesarios antes de sumarse a esta fiebre sin riesgos.

e

 

En todo el mundo se está empezando a estudiar qué consecuencias tendrá esta moda de correr en términos cardiológicos, ya que todavía no se sabe qué efectos tendrá a largo plazo y podemos decir que como habito revolucionario dentro de la actividad física, es relativamente reciente.

 

Pero no deja de ser llamativo: solamente el Club de Corredores de Buenos Aires organiza mas de 80 eventos al año, entre los cuales se encuentran:

 

Nike 10K, Fiestas Mayas, Energizer Night Race, Maratón Solidaria Accenture, etc.

 

En Buenos Aires, mas de un millón de personas se moviliza con la realización de estos eventos y crece significativamente la participación de mujeres:  según los organizadores de carreras de Nike y Adidas, la participación femenina aumentó en un 40 por ciento en el último año.

 

Tambien es interesante analizar esta tendencia desde una perspectiva psicológica: muchos corredores que no necesariamente participan de competencias, afirman que la actividad es adictiva (hay una importante liberación de endorfinas al correr, una hormona ligada a las sensaciones de placer) empresarios que resuelven encrucijadas de sus negocios corriendo, porque dicen arribar mas fácilmente a las decisiones haciendo un “click mental” mientras corren y luego llegan a sus oficinas con las problemáticas del día completamente resueltas.

 

 

Como sea, el fanatismo por correr también se debe a una serie de sensaciones placenteras que quienes las experimentan, no están dispuestos a dejarlas.

 

40 años después de la revolución aeróbica generada por el Doctor Cooper ( y su famoso test de 12 minutos que la mayoría de nosotros hemos corrido en las escuelas) el aerobismo instalado por el boom del running, parece haberse convertido en un deporte popular mundial, que sigue sumando adeptos en todo el planeta.

 

Gabriela Retamar
Directora Técnica
Body Systems LatinAmerica
www.bodysystems.org

Que le parecio este articulo?
[Total: 0 Promedio: 0]

Pin It on Pinterest

Shares