Didier Espinosa el primer panameño en ir a competir al Arnold Classic Amateur, nos envia una carta de como fue su experiencia en la preparacion para el evento y en si el mismo evento, Didier Espinosa nos autorizo para publicar esta carta y compartirla con todos ustedes.

De: Dr. Didier Espinosa

Para: Bodybuildinglatino.com

Este es un pequeño relato de mi preparación para la competencia más importante de mi carrera deportiva, después de 2 años de inactividad competitiva.  Inicié mi preparación a finales del mes de septiembre del 2009, sabiendo que iba a ser muy difícil, después de mi último evento el cual fue el Campeonato Mundial Amateur el cual se realizó en Korea

 

Empecé mi entrenamiento mental, el cual es lo primero que hay que hacer, luego la alimentación estricta cada 3 horas, iniciando mi entrenamiento a las 5:30 am y luego el de la tarde o en la noche, con duración cada uno de 1 ½  hora.  Converso con la Federación Panameña de Fisicoculturismo y Fitness pidiendo el apoyo necesario para mi preparación, en la cual se hizo una solicitud a Pandeportes, ya que originalmente me mentalicé para competir en los Juegos  Deportivos Centroamericanos, ya que por primera vez, Panamá iba a entrar al ciclo olímpico.  La solicitud en ese momento fue bien acogida ya que se estaba planificando con tiempo el presupuesto mensual para los atletas clasificados, el cual era aproximadamente de 400 balboas mensuales.  Pero como todos sabemos, hubo cambios en la dirigencia de esa institución a final del año pasado, y sencillamente quedó archivado y en el olvido esa pequeña ayuda para los atletas.

Continué mi preparación a pesar de todo, muy limitado en suplementos, ya que me lo tenía que pagar todo, insistiendo a la Federación que para ir bien preparado se necesita mucha inversión y patrocinadores, los cuales en ese momento, no habían.  Probablemente hubo mucha decidía de la misma Federación de este deporte al no hacer las cartas de patrocinio ellos mismos a las empresas privadas para solicitar apoyo y no esperanzarse en el Gobierno, el cual sabemos que no nos iba a dar nada…y aún así nos tuvieron diciendo que nuestro deporte no era bien visto en el ámbito deportivo de » ellos»,  ya que alguno de estos dirigentes, un tal Franz Weber, que todos conocemos por su mala gestión en donde mete sus narices, ya que solo lo hace por intereses personales, soltó una frase diciendo que este era un deporte » chichipati», sabiendo todos en nuestro ámbito que le ha dado más gloria que el deporte colectivo que él dirige….pero bueno, esos son los dirigentes de nuestro deporte, y por eso tardaremos en salir del enorme hueco en el que nos encontramos muchos deportes individuales.

Viendo cada vez más lejos nuestra participación en estos Juegos Centroamericanos, me decidí mandar mi solicitud, con mi curriculum a la IFBB, para ver si era apto para competir en unos de los eventos más prestigiosos del mundo, como lo es el Arnold Classic Amateur, evento el cual se realizaría en los primeros días de marzo de este año.  Fui aceptado e inicié la preparación, probablemente más estricta que había realizado en mis 20 años de carrera deportiva, con todas las limitaciones económicas y una preparación básica, sin el apoyo de las instituciones deportivas encargadas de esto.  Es así, cuando empiezo a hacer cartas de patrocinio a empresas privadas, por mi propia cuenta, sabiendo que esto realmente le corresponde a la FPFC .  Muchas decepciones de empresas muy grandes que me dijeron que no podían apoyarme, con excusas «baratas», diciendo que no tienen presupuesto para patrocinio a atletas…..mentiras al fin, ya que si se tratara de rumba y se tuviera que vender alcohol, me harían un cheque de inmediato.

Le doy las gracias a mis pocos patrocinadores, pero muy valiosos para mí ya que siempre en situaciones difíciles como estas me han apoyado, son:

Iván  Pérez (  Harley-Davidson Panamá )

LG Sciences  (Suplementos Deportivos )

Ubaldo Davis (La Cáscara )

Himerio Val Iglesias (Dueño del gimnasio Body Flex, donde entreno )

Roberto Abadi

Tony Ng

No puedo dejar a mi padre el Sr. Darío Espinosa, mi madre Alma, mi esposa Michelle y mi hija Hannah, la cual es mi inspiración.

Volviendo a mi preparación, me la pase insistiendo día a día a la FPFCF, sobre la participación de Panamá en los Centroamericanos, sin respuesta alguna, ya que nuestro grandioso Comité Olímpico, el cual, como sabemos todos los panameños, existen dos, uno avalado internacionalmente, pero no avalado nacionalmente, y otro avalado nacionalmente, pero no ratificado internacionalmente, » Que desorden de País», por eso es que el atleta se desmotiva y se retira del ámbito competitivo, por este tipo de situaciones, que al parecer todavía van a continuar, y hasta esta fecha no sabemos si vamos o no, que desastre.

Continuando con mi preparación para el Arnold Classic, ya faltando días, sintiendo cada vez el cansancio de la dieta, llega el momento de partir hacia Columbus, Ohio, sabiendo que la temperatura promedio allá era de -5 C, teniendo la experiencia antigua de que, cuando compito en lugares donde hace frio, retengo mucho liquido.  Al momendo de llegar allá, me encuentro con la limitante de que no hay comida «sana», teniendo el primer obstáculo 1 día antes del pesaje.  Llega el momento del pesaje, en el cual di 84.5 kg, habiendo salido de Panamá con 83 kg un dia antes, viéndome retener  agua en mis piernas, segundo obstáculo.  Habiendo dado el peso, me encuentro con mi tercer obstáculo, la pintura, ya que la había pedio un mes antes aquí en Panamá y nunca me llegó.  Pude contactar a la empresa que pintaba, haciéndolo la noche antes del evento y en la mañana ( madrugada) del día de la competencia, saliendo corriendo hacia el evento para que no me descalificaran por llegar tarde…hacía un frio muy intenso y ni me dio tiempo de desayunar, subiendo al escenario  » sin comida en el estomago».  Luego de muchas comparaciones,  termina la precalificación, poniendo los resultados inmediatamente de los 5 finalistas, en los cuales no apareció mi nombre.

Algo afligido, pero muy contento de haber estado entre los mejores del mundo en mi peso, regreso al hotel para prepararme a comer » lo que tuviera  enfrente». Y así fue mi gran experiencia, única en mi vida, ya que pude ver a muchos competidores, los cuales se dedican al 100% a esta disciplina, competir en un país donde el deporte es » PRIORIDAD» y ver muchos países que apoyan a sus atletas, llevando su uniforme nacional con mucho orgullo.  Les digo esta vez, que no llevé ni la bandera, ni ningún uniforme de mi país, ya que no me apoyaron, competí por mi y en nombre de mi familia.

Les doy gracias a todos los que han creído en mi como profesional de la Medicina y como atleta dejando el nombre de nuestro pequeño país, en los libros de la historia de este deporte menospreciado por muchos, pero que ha dado mucha gloria, quizás en una forma SILENCIOSA…..

Atentamente,

Dr. Didier Espinosa

columbusohiodidiaaaaa

gtycolumbusohiodidier2033_2_e3f14 (1)

didier7_2_6b941 a

Que le parecio este articulo?
[Total: 0 Promedio: 0]

Pin It on Pinterest

Shares