Para todos, las fechas festivas desde octubre hasta enero pueden ser como caminar en un campo minado. Halloween, Thanks Giving y Navidad, junto con todas las celebraciones que se hacen en esta época del año muchos encuentran difícil mantener sus costumbres alimenticias y su peso por el cual entrenaron duro a lo largo del año.

Existen muchas estrategias utilizadas para pelear contra esta época del año, especialmente los obsesionados con su cuerpo, aunque considero que pocas son saludables desde un punto sicológico o mental. Una es convertirte en un antisocial (no puedes controlar comer en las fiestas, así que simplemente NO VAS A NI UNA). Mientras que es verdad que esto evita el problema, también hace que tus amigos crean que eres un idiota antisocial. Lo cual no es tan malo si en verdad eres un idiota antisocial. 

Otra técnica es llevar contigo comida especial (brócoli, pavo, camote) en un envase. He sabido de personas que hacen esto en la cena de Thanks Giving, normalmente lo hacen para sentarse en la mesa y ver a sus familiares con aires de superioridad física diciendo cosas como “no puedo creer que puedan comer eso, por eso están gordos” seamos realistas esto no solo demuestra que sufres de un desorden alimenticio sino que ese tipo de locura incomoda a el resto de tu familia. Sinceramente es mejor que te quedes en tu casa a que seas un idiota.

Claro que si vemos el otro lado de la moneda también hay extremistas que comen sin límites, se vuelven locos en las fiestas y comen de todo sin limitarse, ganando cantidades considerables de grasa en los 3 meses festivos del año. Puede pasar no he dicho que no. Claro que, si eres un físico culturista o powerlifter, puedes simplemente pensar “estoy aumentando mi masa” mientras te comes el tercer plato de dulce. Asumo que quieres tratar de ganar peso sin necesariamente acumular tanta grasa durante este periodo.

Como siempre, siendo una persona que se mantiene en el medio del camino, voy a sugerir estrategias que a pesar de que no son tan incomodas como llevar brócoli contigo a la cena familiar de thanks giving, tampoco te pone en la trampa de atiborrarte con chocolate.  Sin orden particular de importancia a continuación los 10 consejos para evitar engordar en los meses feriados.

 

Toma mejores malas decisiones

Se me olvido de quien robe esta idea, pero no es nada nuevo. Es un hecho sencillo. Y regreso a esto en el punto 10, y es que muchas caen en el clásico error de “si voy a comer porquería, entonces comeré cuanto quepa en mi estómago”. ¡Lo cual es estúpido! Envés de cometer este error trata de tomar mejores malas decisiones. Limita las porciones (sabes que no necesitas 3 pedazos de dulce para satisfacerte). Escoge el que tenga menos calorías y sea el más bajo en grasa/carbohidratos de la mesa de postres. También puedes comer un poquito de 2 o 3 diferentes postres, solo pruébalos y sigue adelante. Tú entiendes a lo que me refiero.

 

Lleva contigo un postre bajo en calorías a las fiestas

Ya sea una fiesta del trabajo o una cena familiar, no es poco común que las personas lleven algo para agregar a la mesa. Así que lleva algo que tenga poca grasa, hay millones de recetas. Trata de encontrar algo que este balanceado. La mayoría de los postres americanos tienen el doble de azúcar y mantequilla del que necesitan realmente, quien sabe, tal vez hasta conviertas a alguien y se den cuenta de que pueden comer dulces sin la necesidad que tenga 1000 calorías por pedazo.

 

Entrena un poco más duro de lo normal antes del evento (fiesta o cena)

Una de las mejores maneras de preparar tu cuerpo para una ingesta alta de azucares es gastando todo el glucógeno de los músculos. Cuando haces esto utilizando un volumen alto de repeticiones y sets en tu entrenamiento, no solo aumentas la quema de grasa, sino que creas espacio donde almacenar esos carbohidratos que vas a consumir. Puedes simplemente aumentar las repeticiones y sets un par de días antes del evento donde sabes que vas a comer comida chatarra, de hecho hasta un entrenamiento duro antes del evento puede ser beneficial. Y como bono estarás pompeado en la fiesta.  Trata de realizar unas 40 repeticiones por grupo muscular. de estas maneras incrementaras la síntesis de proteína de manera que las calorías que consumas después ayudaran al crecimiento. Entrenar también tiende a controlar el hambre, así que si entrenas justo antes de la fiesta es probable que no comas tanto. Bueno, al menos que seas un comedor insensato que cae bajo el pensamiento trampa “acabo de entrenar, así que merezco 10 pedazos de dulce”.

 

Trata de consumir la mayor cantidad posible de Proteína y vegetales antes de ir a la mesa de postres

Esta es especial para los obsesionados con su cuerpo y los que tratan de mantener una dieta saludable todo el año. La proteína tiene el más alto poder para saciarte a corto plazo (lo cual significa que te mantiene lleno) y la cantidad alta de vegetales ayuda a llenar tu estomago lo cual también envía una señal de llenura a tu cerebro. Aún no he estado en una fiesta de estas fechas festivas que no tenga un plato de vegetales (limita los dips altos en grasa). Llénate con esto antes de ir a los postres. No tendrás tanta hambre y asumiendo que no te gusta comer hasta enfermarte, esto te ayudara a controlar cuanto postre comas.

 

Comete un snack alto en proteína con vegetales 30 minutos antes de salir de tu casa

Si estas en una situación donde el punto numero 4 no funcionarían o no es una opción, consume un snack antes de ir a la cena o fiesta. Algo de proteína, vegetales y fruta unos 30 minutos antes te debe dar una sensación de llenura que ayudara a limitar tu consumo de comida chatarra en la fiesta o cena.

 

Considera la posibilidad de ayuno intermitente en el día del evento

El ayuno intermitente es un enfoque reciente que consiste en no comer por 14 a 18 horas por día y luego tener un “periodo de comer” de aproximadamente 4 a 6 horas, o incluso una sola comida. Hay una interesante investigación sobre esto y después lo discutimos en los foros pero es una buena manera de hacer frente a las fiestas.Sabes que tienes una cena a las 7:00 en la que habrá un montón de comida deliciosa? Trata de hacer un ayuno intermitente o solo ten comidas pequeñas de proteína y verduras la mayoría de los días. A menos que vayas completamente loco, es poco probable que superes tu rendimiento calórico diario en su totalidad. Y si puedes entrenar antes de ir mejor aún.

 

Considera la posibilidad de una corta mini dieta los días antes del evento

Digamos que tienes un evento o dos el fin de semana y sabes que habrá mucha comida y puedes tener problemas controlando cuanto coma. Bueno, considera hacer una breve dieta los días anteriores.

 

Estaba bromando en la introducción sobre la comida envasada

Seamos sinceros, sabes que nada sabe tan bien como sentirte en forma, sabes lo bien que la disciplina te hace sentir sabes que eres mejor que todos esos débiles comedores de dulces y postres, has leído las locuras de Chris Shugarts y tomas su mierda enserio. ¡Tú sabes la verdad! Tú sabes que eres mejor que ellos y 50 años desde hoy cuando estés viejo y decrepito, sabrás que valió la pena mantenerte con tu dieta los 365 días del año y nunca realmente disfrutar la vida.

Así que llevas tu envase con pollo, brócoli y camote y lo comes mientras todos los demás en la mesa disfrutan de la vida y tú te sientes miserable, solo, deprimido y aislado. Pero sabes muy dentro de ti que no solo eres superior físicamente sino también moralmente.

¡ESTOY BROMEANDO, enserio si haces eso espero que alguien te ponga contra el piso y te obligue a comer hasta que vomites por ser un idiota!

 

Mantente lejos de la maldita escala (la que mide tu peso)

No importa lo que pase, la gente suele ver la escala después de una fiesta, esto es especialmente cierto después de thanks giving. La cantidad de carbohidratos en conjunto con el exceso de sodio va a subir tu peso en la escala un poco. Pero sabes muy dentro de ti que no es grasa. La realidad es que al menos que te vuelvas loco comiendo, no vas a aumentar una cantidad considerable de grasa en una sola comida. Es solamente agua y se ira en un par de días. ¡Pero igual mantente lejos de la escala!

 

No seas tu propio peor enemigo

Esto se remonta a lo que discutimos en el punto 1, muchos caen en esta trampa durante las fechas feriadas, pensando que, si han comido un poco de comida basura, es obvio que arruinaron la dieta y ya mejor se van a una esquina a comer chocolate hasta enfermarse.

Digamos que vas al supermercado y simplemente no puedes resistir comer algo que no es parte de tu dieta. O puede ser en una fiesta o fecha especial que sabes que no vas a poder mantenerte con tu plan dietético, o algo extremo, estas de vacaciones unos días fuera de la cuidad o un poco más, una semana o dos. ¿Qué haces?

Si eres parte de la mayoría esto es lo que pasa: te comes una galleta y te das cuenta de que arruinaste tu dieta así que ya para eso te comes todo el paquete de galletas. Si este es tu caso claramente tienes una fuerza de voluntad débil y patética por comerte esas galletas. ¡Te sientes culpable así que ya mejor te olvidas de la dieta y empiezas a comer como loco!

O como el evento o día especial va a arruinar tu dieta, mejor comes cuanto puedas y te das por vencido verdad? Es obvio que la dieta esta arruinada por ese evento así que mejor hechas todo el esfuerzo anterior a la basura.

 

¿TE SUENA FAMILIAR? Si me lo imagine. Lo que acabo de mencionar es increíblemente común y totalmente autodestructivo. Las personas extremadamente estrictas con sus dietas caen en estas trampas cuando dejan que eventos como navidad y año nuevo se metan en su dieta. ¡Se dicen a si mismo que un pedazo de postre ha arruinado por completo toda su dieta así que ya mejor se comen todo el postre! Lo cual es una tontería.

Digamos que ese pedazo de dulce tiene unos cuantos cientos de calorías, o especifiquemos 500 calorías. En un contexto semanal eso es totalmente controlable con entrenamiento, de hecho, ¡no es casi nada! Al menos que la persona lo deje convertirse en algo. Ellos piensan que 500 calorías son el fin del mundo así que comen adicionalmente 5000 calorías más. Envés de solo comer esas 500 y darse cuenta de que no es gran cosa, lo convierten en un drama por la manera en que reaccionan.

¡Es simple, no hagas eso! Date cuenta de que no te has hecho tanto daño y no dejes que esto te desvíe totalmente de tus metas, al final del día, lo que comes en una comida de todas las comidas de una semana no importa siempre y cuando el resto de la semana siguas tu dieta bien.

Bueno eso es todo, espero los ayude en estos días y coman un pedazo de dulce por mí.

Que le parecio este articulo?
[Total: 0 Promedio: 0]

Pin It on Pinterest

Shares