De pequeño, David Zinczenko aprendió lo que se siente al estar pasado de peso. De adulto dirige Men’s Health, popular revista masculina. Ambas experiencias nutren su libro ‘The Abs Diet’, escrito con sentido del humor y sencillez.

En las últimas dos décadas, hemos visto un aumento en la obesidad entre adultos. En los Estados Unidos se calcula que más de 60 millones de personas mayores de 20 años sufren por obesidad; de igual forma el porcentaje de jóvenes obesos se ha triplicado desde 1980.

A consecuencia de esta ‘epidemia de obesidad’ hemos visto emerger un sinfín de dietas, algunas tremendamente efectivas en cuanto a perder peso en poco tiempo. El problema es que tan pronto se dejan de hacer, los kilos regresan con asombrosa rapidez. Según los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) la obesidad nos impacta negativamente y propicia el desarrollo de diversas enfermedades, entre ellas la hipertensión, la dislipidemia, la diabetes, enfermedades coronarias, ataques cardíacos, problemas de la vesícula, la osteoartritis, trastornos respiratorios y algunos cánceres (del endometrio, del seno y del colon).

Al tanto de esta problemática, David Zinczenko, en colaboración con Ted Spiker escribió The Abs Diet ( Abdomen Perfecto – Versión en Español ), un libro en el que se combina dieta con un plan de ejercicios que, según el autor, nos permitirá hacer ese cambio radical que nos llevará a comer y vivir inteligentemente. David enfatiza estar en control de lo que comes, motivo por el que aconseja almacenar comidas de apoyo en el trabajo: combinaciones de nueces, cereales, frutas, sopas deshidratadas de alto contenido en fibra. También nos propone una dieta fácil de seguir aun para los que mantenemos un dinámico ritmo cotidiano.

Rompe mitos con golpes de karateca verbal: ‘Hay dos motivos por los cuales las dietas bajas en carbohidratos no resultan a largo plazo: la Madre Naturaleza y el bolsillo’.

A continuación, una entrevista con David Zinczenko, exclusiva para VANIDADES.

¿Qué te impulsó a escribir un libro para cambiar los hábitos alimenticios?
Yo sé lo que es sentirse grueso porque de pequeño tenía 11 kilos (25 libras) de más y sé que no se pasa bien. Y también porque en los Estados Unidos hay una epidemia de obesidad que se está difundiendo alrededor del mundo. Pensé que a lo mejor podía contribuir a aliviar este problema si me era posible ofrecer un plan simple para una forma saludable de vivir.

¿Te parece realista la manera de comer que propones en tu libro?
Muy realista, muy fácil y muy efectiva. El caso típico es el de la persona que desea bajar entre 9 y 11 kilos (20 y 25 libras); puede lograrlo en seis semanas. Estarías comiendo alimentos que elevan el metabolismo de forma natural y ayudan a eliminar grasa, a lucir y sentirte mejor que nunca.

¿Cómo equilibras tu trabajo en la revista Men’s Health con la escritura del libro?
No me fue difícil, porque los principios del libro son los mismos que predicamos en la revista cada mes. Me encanta poder ayudar a los demás. Saber que el libro iba a impactar muchas vidas me inspiró a buscar más tiempo para escribir; algunas personas juegan golf, yo no. Así que ahí tienes entre 15-20 horas adicionales por semana.

¿A pesar de que constantemente aparecen nuevos libros proponiendo maneras saludables de comer, imaginaste el éxito que The Abs Diet iba a lograr?
Sí, porque la mayoría de esos libros son modas pasajeras y trucos. Por lo general proponen algo contraproducente: comer menos para pesar menos. The Abs Diet propone comer más para pesar menos y usar cada comida para ser más saludable.

La simpleza de The Abs Diet es otro factor positivo. Las personas no tienen tiempo para medir la comida, contar las calorías y estar al tanto de la fase en que están. Nos pasamos la vida corriendo y The Abs Diet considera ese hecho.

Por otra parte, los principios del programa son seguros: comes grasas saludables, carbohidratos buenos y proteínas magras. Esto es lo que el cuerpo necesita. El programa de ejercicios —un tema en el cual, por regla general, los libros de dieta no se meten, temerosos de alienar a sus clientes— es tremendamente efectivo y supereficiente.

El programa es muy fácil de incorporar al quehacer diario; además, tres veces por semana haces una rutina de ejercicios de 30 minutos en tu casa, usando pesas de mano para desarrollar tus músculos y elevar el ritmo cardíaco.

The Abs Diet está dedicada a la lucha contra la obesidad en América, ¿esa obesidad, puede revertirse?
Yo creo que puede ser revertida siguiendo un simple plan para vivir una vida sana. Después de todo, la mayoría de las personas no saben mucho de nutrición, no saben que cuando comen no es porque están hambrientas, si no porque están necesitadas de nutrición. Por lo tanto, continúan comiendo y engordando. Adelantarán mucho si hacen tres comidas y tres meriendas cada día, tomando los alimentos correctos y haciendo un poco de ejercicio que sea efectivo.

Los europeos comen, beben, la pasan de maravilla y no padecen una propensión a la obesidad, ¿tendrá que ver con su manera de enfocar la comida o crees que ese problema esté relacionado con nuestra dependencia automovilística?
Bueno, puede ser nuestra dependencia automovilística, pero yo diría que el principal culpable radica en el hábito alimenticio; por ejemplo, nuestra dependencia en la comida de restaurantes rápidos. Los abdominales se hacen en la cocina. La dieta repercute en el peso. Los europeos se la pasan picando todo el día, comen comidas caseras preparadas con ingredientes naturales y no se atiborran como hacemos aquí con frecuencia.

¿Crees que The Abs Diet les resulta más fácil a los hombres o puede ser adaptada fácilmente para las mujeres también?
Es fácil para ambos, ya que cualquiera pierde peso comiendo comidas balanceadas y siguiendo el programa Abs Diet Power 12 (los 12 grupos de alimentos poderosos). La única variante es que las mujeres deben comer porciones más pequeñas.

Estos 12 grupos de alimentos deben formar parte de tu alimentación. Mientras más comas de ellos al día, más aumentarás la masa muscular y eliminarás la grasa almacenada en tu cuerpo. Lo ideal es que incorpores en tu dieta dos o tres de estos alimentos en cada una de las comidas principales, y por lo menos uno de ellos en cada una de las tres meriendas

¿Qué consejo puedes darle a una profesional, madre y ama de casa en cuanto a dedicar tiempo para hacer ejercicios?
Hacer ejercicios con unas pesas ajustables en la mañana (así no es necesario ducharse dos veces al día). Le tomaría una hora semanal, lo que no es mucho, dado que la mayoría de las personas ven 28 horas de televisión a la semana. No es mucho pedir esa hora de ejercicio, ¿verdad?

Te planteo un caso hipotético: una cuarentona a quien le encanta comer, detesta hacer ejercicios y trabaja como una loca. No para de comer cuando está estresada (léase siempre) y con frecuencia es la comida equivocada. ¿Es posible que ella pierda los 18 kilos (39.5 libras) que ha aumentado?
Sí, ella debe reemplazar lo que come por alimentos más saludables que la satisfagan todo el día. Lo bueno es que después de unos días comiendo comidas saludables no querrá comer como lo hacía antes, porque su cuerpo estará reaccionando con mayor eficacia, y ella se sentirá y lucirá mejor

¿Cómo podemos adiestrar la mente para dejar de hacer dieta y cambiar los hábitos alimenticios? ¿Cómo se ajusta al estilo de vida latino?
Estos principios son fáciles de seguir y puedes ajustarlos a tu propia vida. Una vez que comiences el programa, no querrás cambiar tu estilo de alimentación.

¿Nos puedes dar algunas ideas?
Puedes adaptar lo que quieras del libro. El punto clave es el desayuno. Las personas que no desayunan tienen un 450% más de posibilidad de engordar.

No te haces ningún favor al no desayunar, estás activando un estado de mini hambruna y eso hace que el cuerpo comience a almacenar grasa.

PLAN DE CINCO DIAS PARA ESTA DIETA

Lo importante en esta dieta es acostumbrarse a comer 6 veces al día. Además de desayuno, almuerzo y cena, debes comer tres meriendas.

  • 8 a.m.: desayuno
  • 11 a.m.: merienda
  • 1 p.m.: almuerzo
  • 4 p.m.: merienda
  • 6 p.m.: cena
  • 8 p.m.: merienda

A diferencia de otros planes que están llenos de prohibiciones, en esta dieta comes los alimentos que te gustan y eso te ayuda a controlar el estrés. Aquí hay un ejemplo de cómo puedes estructurar cinco días de dieta. No hay nada establecido, combina los alimentos como tú quieras. Y si lo deseas, puedes comer lo mismo todos los días.

DIA 1
Desayuno
1 vaso (8-12 onzas) del superbatido de esta dieta. Se prepara batiendo 1 taza de leche descremada; 2 cucharadas de yogur de vainilla bajo de grasa; ½ taza de avena instantánea, cocida en agua; 2 cucharaditas de mantequilla de maní (cacahuete); 2 cucharaditas de proteína de chocolate en polvo; 6 cubitos de hielo. Ponlo en el refrigerador.
Merienda:
2 cucharadas de mantequilla de maní (cacahuete) y vegetales crudos (todos los que apetezcas).
Almuerzo:
1 sándwich de pavo o carne asada con pan integral, 1 taza de leche descremada y 1 manzana.
Merienda:
30 g (1 onza) de almendras, 1½ tazas de frutas (fresas, arándanos, moras…).
Cena:
Albóndigas (hechas de carne magra).
Merienda:
1 vaso (8-12 onzas) del superbatido.

DIA 2
Desayuno
1 sándwich de huevo (con dos rebanadas de pan integral).
Merienda:
2 cucharadas de mantequilla de maní (cacahuete) y 1 taza de avena.
Almuerzo:
1 ensalada de pollo con lechuga, tomate, zanahoria, pimiento (ají) verde y aderezo italiano sin grasa.
Merienda:
3 rebanadas de pavo y una naranja.
Cena:
Pollo.
Merienda:
30 g (1 oz) de almendras, 120 g (4 oz) de melón cantaloupe.

DIA 3
Desayuno
1 vaso (8-12 onzas) del superbatido hecho con fresas.
Merienda:
30 g (1 oz) de almendras, 30 g (1 oz) de uvas pasas.
Almuerzo:
Guacamole (hecho con aguacate o palta, atún, tomate y jugo de limón), servido con pan integral.
Merienda:
1 rebanada de queso sin grasa y vegetales crudos.
Cena:
1 steak servido con arroz integral.
Merienda:
30 g (1 oz) de almendras, 120 g (4 oz) de melón cantaloupe.
1 vaso (8-12 onzas) del superbatido.

DIA 4
Desayuno
1 rebanada de pan integral con 1 cucharadita de mantequilla de maní (cacahuete), 1 naranja, 1 taza de cereal con 1 taza de leche descremada y 1 taza de fresas.
Merienda:
1 yogur bajo en grasa y una lata de jugo de vegetales V8.
Almuerzo:
60 g (2 oz) de pavo servido con rebanadas de tomate y lechuga.
Merienda:
3 rebanadas de roast beef, 1 naranja.
Cena:
Chili con pavo (hecho con picadillo de pavo, frijoles negros, granos de maíz y pedacitos de tomates).
Merienda:
2 cucharaditas de mantequilla de maní, 1 taza de helado bajo en grasa

DIA 5
Desayuno
1 vaso (8-12 onzas) del superbatido hecho con fresas.
Merienda:
1 taza de cereal alto en fibra y 1 taza de yogur bajo en grasa.
Almuerzo:
2 huevos con dos rebanadas de pan integral, 1 banano (plátano, guineo), 1 taza de leche descremada.
Merienda:
3 rebanadas de roast beef, 1 rebanada de queso sin grasa.
Cena:
BBQ King (hecho con pavo, cebollas, hongos, frijoles, puré de tomates…).
Merienda:
30 g (1 oz) de almendras

* En el libro The Abs Diet encontrarás una variedad de recetas para disfrutar más de tu dieta, el libro está disponible en español e inglés:

Que le parecio este articulo?
[Total: 0 Promedio: 0]

Pin It on Pinterest

Shares