Las personas obesas tienen menos receptores de dopamina en el cerebro y puede que coman más para estimular los circuitos cerebrales del placer.
 
 El caso es el mismo para los drogadictos, que también tienen menos receptores de dopamina que los no adictos, dicen los investigadores del Laboratorio Nacional Brookhaven, del Departamento de Energía de Estados Unidos, en Nueva York en un artículo publicado por la británica The Lancet. El neurotransmisor dopamina parece mostrar mayores evidencias de un rol causal en la obesidad, habiéndose encontrado una asociación entre la presencia del alelo A1 del Gen DRD2 y la obesidad. En presencia de tres factores fenotípicos (historia familiar de obesidad, edad de comienzo y preferencias por alimentos) el alelo A1 explicaría un 86,4% de la varianza en la presentación de la enfermedad. La presencia de este alelo se asocia con un número reducido de receptores de dopamina D2, sugiriendo que los pacientes obesos usarían el comer alimentos como una forma de elevar los niveles de dopamina cerebral a niveles más aceptables.

 
Llama la atención que las conductas del obeso son visiblemente similares a la de los dependientes de sustancias y que muchos de sus tratamientos tienen principios en común con las adicciones. Los hallazgos ofrecen un enfoque completamente nuevo que podría ser útil para tratar la obesidad. Los programas de reducción de peso, los supresores del apetito y los fármacos que bloquean la formación de grasa, son utilizados para combatir la enfermedad. No obstante, los especialistas de Brookhaven creen que otra línea de actuación podría estar dirigida en forma más directa hacia la dopamina, un neurotransmisor cuya insuficiencia también está involucrada en otras patologías, como por ejemplo la depresión.
«Los resultados de este estudio indican que las estrategias dirigidas a mejorar la función de la dopamina podrían ser beneficiosas en el tratamiento de los individuos obesos», señaló el autor principal del estudio, Gene-Jack Wang.
«Encontramos que los obesos tenían menos receptores de dopamina que los del grupo de control. Este es uno de los principales hallazgos. La comida es una forma de compensar la deficiencia». «Es posible que las personas obesas tengan menos receptores de dopamina porque su cerebro está tratando de equilibrar las concentraciones de dopamina crónicamente altas que derivan de su hábito de comer en exceso», expresó Wang.
 
En nuestra tienda online encontraras un producto que estimula y ayuda a controlar directamente los niveles de dopamina usando hierbas naturales, su nombre es Dopamite  que resultaría un fuerte aliado a las personas que buscan bajar de peso y mas las personas que tienen problemas de ansiedad de comer, también tenemos a Garcinia Cambogia, un producto que ha probado que ayuda a reducir la ansiedad por comer y aumentar el metabolismo de una manera distinta a lo que hace Dopamite!
 
Que le parecio este articulo?
[Total: 0 Promedio: 0]

Pin It on Pinterest

Shares